Actualidad - José Campanario - "Presentadores de televisión y otros especímines similares"





Surge la duda de si es que la Real Academia Española de la Lengua ha modificado las normas ortográficas y gramaticales o si el nivel cultural de algunos titulados universitarios españoles es simplemente (de simple) así.

Lo cierto es que, por aquello de que es lo que más tenemos a la vista, hay periodistas o bustos parlantes, y por supuesto algún que otro político, que nos alegran las noticias y la sobremesa y hasta nos despejan la modorra que nos produce la calidad de algún que otro programa de televisión, de todas las cadenas no vayamos a pensar que es exclusivo el invento de una sola.

Así podemos escuchar gloriosas innovaciones gramático-semánticas de tal alcance como “sofases” como plural de sofá, de “restauranes” como ídem de restaurant o restaurante (aunque en honor a la verdad también se admite restaurán), de “álbums” queriendo indicar el plural de álbum… Incluso en una ocasión escuché en una cadena televisiva de gran audiencia, un médico alabando las cualidades del “bacalado”, sería probablemente de “Bilbado”.

Además tenemos las variantes de la tilde: “Alajar” por Alájar, localidad onubense (como justificación podría valer que la presentadora del tiempo no era andaluza, aunque se supone que tiene el título universitario correspondiente). Incluso en más de una ocasión, asombrosamente entre personal universitario en muchas de ellas, se ve como ermita se convierte en “hermita”. Todos recordamos la regla: las palabras que comiencen por er se escriben con h, excepto ermita y sus derivadas. A veces hasta nos preguntamos ¿habrá cambiado la regla?. Aunque como de todas formas la h es muda…

La verdad es que en más de una ocasión viene a la memoria la frasecita de “cuando entro en los cafeses y me siento en los sofases y me alumbran los quinqueses con las luces de los gases”, que nuestros maestros de primaria nos ponían para ver si habíamos entendido el tema de los plurales.

Eso sí, nuestros periodistas hablan un inglés que para sí quisieran los alumnos de la prestigiosa University of Cambridge. Lo de hablar y comprender español es un tema que está pasado de moda, ahora lo que se lleva es el diploma de ser experto en el lenguaje de Shakespeare (chaquespeare, tal como se lée, para los que no sabemos decir ni helo!), que para eso nosotros tenemos el Quijote en formato digital y en dibujitos para que los niños sepan que no hay que pelearse con los molinos de viento de la Mancha, esos que visitan los turistas. Aunque no sea necesario decirles que el autor de la mejor novela de todos los tiempos es D. Miguel de Cervantes Saavedra.



Y es que ya, para ser periodista no es necesario saber lo que es un verso alejandrino.




© "Los niños de Juan Manuel" - Junio 2009"