Actualidad - "Un cumpleaños muy especial"




Texto: Enrique Alés, feliz cumpleaños y jubilación, con cariño de tus amigos de Pilas - 6 Diciembro 2018

¿Cuantos quedan del curso que aún no hayan llegado a los 65 y por ende jubilado?. Posiblemente quepan en los dedos de una mano.

Por tanto titularlo como "Un cumpleaños especial" por el hecho de cumplir los 65 años y que nos llegue la jubilación es "relativamente especial", sobre todo con todos los que ya hemos cumplido los 65 y no hayamos tenido el reflejo en nuestra web.

Sin embargo para Enrique si ha sido un cumpleaños especial por lo que ha entrañado el organizarlo. Os cuento, nos decía Pilar que una de las espinitas que él tenía era que echaba de menos esos cumpleaños que se celebraban en su casa como lo eran por su amplia familia y amigos en el caso de su mujer y de sus hijos, multitudinarios en regalos y en asistentes.

Así es que cumplir los sesenta y cinco años, que si es cierto nos marca a todos una situación distinta, al menos laboralmente, Pilar quiso no dejar pasar esta oportunidad y así hacer posible que tuviera un cumpleaños distinto, inolvidable. Se puso mano a la obra y empezó a mover los hilos de una organización silenciosa y sin levantar la más mínima sospecha. Uno de esos hilos fue mediante ese grupo de wahtsapp en donde explicó la idea y hacía extensiva la invitación para los compañeros de Pilas que quisieran y pudieran asistir al cumpleaños en Estepa.

Cuando llegó el pasado día 6 nos encontramos junto con su familia y amigos de su pueblo en su cortijo Don Victor. La mejor manera de que no se enterara de nada era llevarlo fuera de Estepa, por lo que un día antes se desplazó el matrimonio a Utrera en donde pernoctaron, de esa manera daba libertad para todos los preparativos.Supuestamente ese día 6 tenía que ír para Torre del Mar, pero por "requisitos fisiológicos", esa fue la excusa, se tuvieron que desplazar al cortijo.




Todos los asistentes ya estabamos dentro de la capilla esperando su llegada para sorprenderlo, y no sin haber tenido el cuidado de aparcar todos los coches en la parte trasera para que no fuesen vistos. La entrada de Enrique en la capilla y sonar un inesperado "Cumpleaños feliz" lo dejó "noqueado" haciendo gestos para que las lágrimas que se le asomaron en los ojos no cayeran. Fue un momento muy especial que continuó con la celebración de una misa.



Ver el vídeo de su entrada



En una nave habilitada para celebraciones compartimos viandas y grandes momentos de charlas, teniendo la oportunidad de conocer un poco más a su excelente familia y amigos. Fue al final cuando se le entregó el obsequio del olivo de plata con la leyenda arriba reseñada, en representación de todos los compañeros de Pilas, como queda recogido en las fotos.

Para Enrique fue, eso me diría, un día tan especial que se encontraba como flotando. No quiero quitar valor a nada, pero podria apostar que ver en su cumpleaños a amigos de Pilas le supuso una gran alegría, eso sí preguntaba por unos y por otros explicándosele algunas de las ausencias por diversas causas, que conocíamos.



Ver resumen de fotos de la celebración




Cortijo Don Victor - 1844